Ahora desempata la gente: la sonrisa de un país

Unidos Podemos es el paso adelante, el encuentro y la sonrisa por el futuro, por el país que queremos.

2 ekaina, 2016

Siempre hemos confiado más en nuestro pueblo que en las encuestas. Por eso, con el 20D en el horizonte, unas semanas nos sirvieron para remontar llevados a hombros de un número creciente de gente que pedía cada vez con más ahínco construir un nuevo país. Rozamos el cambio con la punta de los dedos y simplemente nos faltaron unos días más de campaña y un debate, pues es en esos momentos de especial intensidad cuando el tiempo y la historia se aceleran y se presenta una oportunidad única.

La XI legislatura ha sido la más corta de los últimos cuarenta años, aunque nadie duda de que las sedes de la soberanía popular ya no son las mismas. Y eso es irreversible. Hemos visto rostros, procedencias y demandas que antes no tenían cabida: la entrada de Podemos en las instituciones ha marcado un punto de inflexión en la historia de nuestro país. Estamos profundamente orgullosos del papel histórico que nos toca jugar y por eso nos echamos a la calle de nuevo, para explicar qué hemos hecho y para que nuestro pueblo decida hacia dónde se inclina el desempate.

Hace un año la ciudadanía le arrebató al Partido Popular los ayuntamientos de las principales ciudades. Este 26J podemos hacer lo propio con todo un país. Tenemos ante nosotros y nosotras la posibilidad de dar un impulso definitivo para que la ilusión caiga en cascada por todo nuestro territorio al decir que llevamos un país nuevo dentro, para estar orgullosos de una democracia que merezca ese nombre, para tener un país que no deja a nadie atrás. Pocas veces en la historia se presenta una segunda oportunidad como la que tenemos delante de nuestros ojos, y por eso sabemos que no la podemos desperdiciar. Ahora más que nunca tendemos la mano a los y las que faltan, a quienes, a pesar de cualquier diferencia, comparten una misma voluntad de cambio. Porque esta vez no puede quedarse nadie fuera, hay que sumar a todas las voluntades de cambio, porque unidos y unidas podemos. Esta vez el cambio no va a perder ninguna fuerza, ningún empuje, esta vez somos más. Estos meses se ha creado un nuevo clima, un clamor entre la ciudadanía que nos pedía sumar para multiplicar con otras fuerzas políticas. Hemos confluido con todo un abanico de sensibilidades desde que nacimos, ahora hemos dado un nuevo paso para ir a más, para ensanchar las paredes de la transversalidad. El 20D fuimos capaces de traducir una creciente voluntad de cambio en votos, este 26J tenemos a nuestro alcance la oportunidad de todo un país.

Nos encontramos a las puertas de una España nueva que ya existe, que ha mantenido el país a flote durante los años más duros, que se ha apretado el cinturón mientras otros sabían que tenían las instituciones a su servicio, que ha continuado levantando la persiana de su negocio, que ha seguido cuidando en nuestros hospitales, enseñando en nuestras escuelas, ayudando a sus familiares cuando el paro ya no daba para más, o protegiendo la herencia de nuestros mayores. Una España que ha tenido que emigrar a trabajar a Londres o a Berlín y le gustaría estar ayudando al desarrollo de su país. Que ha defendido el sentido común cuando los de arriba lo habían perdido. Que sabe que nos merecemos algo mejor, que la desigualdad, el paro y la precariedad no son un fenómeno meteorológico y, por lo tanto, está en nuestras manos conseguir cambiarlo. Es hora de que esa España, la nueva, tenga ya un Gobierno a su servicio, un Gobierno que esté a la altura y recupere un país para todos y todas y no solo para unos pocos. El Partido Popular representa el inmovilismo, el estancamiento, los recortes y el mirar para otro lado. Unidos Podemos es el paso adelante, el encuentro y la sonrisa por el futuro, por el país que queremos. Es ahora, es nuestro momento, la sonrisa ya viene: tenemos un país por delante.