Íñigo Errejón: «El desempate empieza en Andalucía»

Unidos Podemos ha abierto este viernes en la plaza de la Merced la campaña electoral con su primer acto, que ha sido seguido por más de 2.000 personas

comienzaeldesempate
11 junio, 2016

«El desempate empieza en Andalucía». Íñigo Errejón, secretario político de Podemos y candidato por Madrid, ha dejado muy claras las intenciones de la candidatura Unidos Podemos con respecto a estas elecciones y al papel que jugará Andalucía en el desarrollo de las mismas. Así, ha detallado en el acto inaugural de campaña en la plaza de la Merced en Málaga, que ha contado con unos 2.000 asistentes, que «la mitad del partido se juega en Andalucía: Jaén, Córdoba, Granada y Málaga».

En esa línea, Errejón ha señalado que «hay dos modelos: el de Podemos y el polo progresista, y el del PP», mientras recalcaba que «Rajoy ya ha mostrado su abandono por Andalucía, nosotros queremos que tenga una oportunidad».

En la misma línea se ha movido Alberto Garzón, candidato de Unidos Podemos y coordinador federal de Izquierda Unida, quien ha manifestado que «es un orgullo compartir lista para llevar a las instituciones lo luchado juntas en las calles» y ha destacado que «no estamos aquí para defender los intereses de nuestros partidos, sino el interés de la mayoría social». Una mayoría social especialmente golpeada en el caso de las mujeres, como ha señalado Irene Montero, jefa de gabinete de Pablo Iglesias y candidata de Unidos Podemos, destacando que “en nuestro país el 73% de las contratadas a tiempo parcial son mujeres», poniendo como ejemplo la lucha que está llevando a cabo el colectivo de limpiadoras de hoteles, conocidas como Las Kellys, en Andalucía.

En el acto también han intervenido el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, el candidato por Málaga, Alberto Montero, y los responsables de Podemos e Izquierda Unida en Andalucía, Teresa Rodríguez y Antonio Maíllo, respectivamente, quienes han destacado que «por primera vez en décadas, en Andalucía y en España, podemos ganar, lo estamos rozando con las manos».